lunes, 25 de enero de 2010

Érase una vez … Sady Ogalde, el cuentacuentos

Por Rocío L'Amar
.
Se dice que la cuentería es el arte oral de contar, u oralidad narradora artística, que consiste en comunicar y expresar por medio de la palabra, la voz y el gesto vivo, cuentos y otros géneros imaginarios que el cuentero inventa y/o reinventa en el aquí y ahora con un público infantil considerado como interlocutor, y que por ser comunicación no son literales respecto a la fuente.
.
El cuentero recaba su material de fuentes de tradición oral o de la literatura, pero lo “resignifica” y “recodifica” a la oralidad, deviniendo el contenido en su mensaje personal y único, con el cual, “como un fuego que sigue devorando y expandiéndose, va atrapando a su oyente y lo va abrazando y abrazando con imágenes, percepciones y sensaciones”.

En palabras de Antonio Tabucchi (Nacido en Vecchiano, provincia de Pisa, Italia, el 24 de septiembre de 1943, escritor, que abarca novelas, ensayos, teatro, poesía. Profesor de Lengua y Literatura Portuguesa en la Universidad de Siena) “la literatura existe porque la vida no basta, y si en el comienzo, cuando el mundo era joven, tanto, que todas los relatos estaban aún por estrenar, el cuentacuentos reinventaba la realidad; poco ha variado la costumbre desde entonces pues se sigue contando, y tal vez se acabe por regresar a los orígenes, como la clásica serpiente que se muerde la cola, o lo que es lo mismo, a la pura tradición oral”.

Cuentacuentos célebres han sido Mary Shelley y Robert Browning, siempre dentro del círculo familiar o amistoso; Oscar Wilde, autor de unas deliciosas historias que empezó relatando a sus dos hijos con El Príncipe Feliz a la cabeza; Lewis Carroll, al que no le faltaba concurrencia menuda –aparte la de Alicia Liddell y sus hermanas-, y que secundaban también los mayores; Hans Christian Andersen y sus niños oyentes; Rudyard Kipling, escribiendo la colección de cuentos, Precisamente así, para su hijo, después de habérselos contado obviamente; James M. Barrie, encantador de verbo fácil que subyugaba a un grupo infantil en los Jardines de Kensington; Beatrix Potter quien escribió su primer cuento en la carta dirigida a un niño; Alejandro Dumas, padre, quien escribió las historias de Los tres Mosqueteros; Wilhelm Hauff y sus Cuentos del Almanaque; J.R.R.Tolkien, cuya carrera se inició exponiendo por las noches cuentos a sus nenes; Marco Polo y sus viajes, y tantos otros que en muchos casos empezaron relatando historias a sus hijos o sobrinos, cuentos que fueron escritos, y por esta razón se conocen, sin embargo existen otros menos afortunados que si bien los narraron, no han pasado a la historia de la literatura.
.

Cuenteros dentro de un cuento: mitad actores, mitad literatos

El primer cuentacuentos o cuentero o contador de cuentos (que es el arte oral de contar fábulas, historietas, cuentos simples) en la vida de un(a) niñ@ es el padre o la madre o abuel@, o los herman@s mayores o la “nana” de la casa, quien narra sucesos, anécdotas, hechos reales o ficticios para entretener o educar o compartir un mensaje o preservar valores o divertir o criticar o aportar posibles soluciones a diversos temas, et, etc...

“Érase una vez…”, y en ese/este érase, tanto podían/pueden salir hadas, brujas, duendes, ogros, caperucitas, aladinos, blancanieves, lobos, o enanitos como Sergio o la enanita ermengarda, en fin, personajes que son producto de la imaginación del narrador(a) entregados a la avidez infantil, y que ell@s nunca se cansan de exigir “más y más, otro cuento más”.

Este era un gato
con las orejas de trapo
y la barriga al revés.
¿Quieres que te lo cuente otra vez?

Cómo los cuentos pueden transformarse en derecho a la educación

Esta tradición no impuesta, y si placenteramente aceptada, va más allá de fomentar, influir y ayudar al niñ@ a desarrollar su imaginación y creatividad, hacer reír, estrenar los sentidos, ofrecer respuestas simples, reflexionar, actuar de puente cultural. Porque no olvidemos que estas narraciones orales son una costumbre que se remonta a los tiempos prehistóricos, desde que los miembros de una tribu se reunían alrededor del fuego para escuchar las aventuras de los cazadores.

Y aunque pareciese que en estos tiempos de internet y televisión por cable, nadie lee, y pensamos que la narración oral es un otrora dinosaurio, desde hace algunos años ha vuelto a difundirse gracias a los Cuentacuentos.

De modo que las luces han vuelto a brillar y los niños y las niñas y los padres y apoderados vuelven a ser protagonistas del proceso educativo como es el juego o la curiosidad. Y como no hemos olvidado que la literatura infantil es una de las herramientas de educación subliminal más eficaz que existe y que cada historia debe ser, no sólo estimulante y entretenida, sino que además debe tener unos objetivos muy claros y definidos que deben transmitirse de un modo inteligente e intencionado, hemos invitado a Sady Ogalde, (narrador de cuentos) quien hasta hace pocos años escribía en la “Ronda de los Sapos” del diario El Sur de Concepción, Chile, historias infantiles que también fueron llevadas al dibujo entregando toda su magia los días domingo.


1- Sady, lo primero, ¿Por qué es importante la literatura infantil?

La literatura tiene un extraordinario poder de sugestión y todo gran lector sabe en qué medida los personajes de ficción han conformado su propia vida, su manera de sentir y de pensar. Muchos escritores, que antes fueron apasionados lectores, han definido en esta dirección la función de la literatura: "En el universo infinito de la literatura –escribe Italo Calvino- se abren siempre otras vidas que explorar, novísimas o muy antiguas, estilos y formas que pueden cambiar nuestra imagen del mundo. Esta fascinación de la literatura se acentúa cuando es un lector joven quien se enfrenta a lo imaginario, "la fuerza emotiva con que los niños se identifican con los personajes de la literatura infantil les confiere un gran poder de sugestión, que es reforzado por los innumerables y coherentes mensajes sociales que se trasmiten". La literatura infantil resulta ser un gran aporte en la niñez. Son muchas las enseñanzas que se pueden sacar de un libro, las cuales pueden venir redactadas de manera explícita o bien, implícitamente. La literatura infantil, logra además generar en el niño una especie de identificación con los diferentes personajes o bien con el escritor, lo cual se va manifestando una vez que empieza a correr el tiempo. Los frutos de la influencia de la literatura infantil, como muchos de otros factores incorporados en la niñez, se van viendo con el tiempo y claro está que los frutos que otorga la literatura infantil son en la mayoría de las ocasiones, positivos que de alguna u otra forma aportan ya a un nivel más macro como es la sociedad.


2- ¿Qué beneficios proporciona contar cuentos para niñ@s, además de estimular el aprendizaje de la lectura a temprana edad y encantar con los libros?

Para la gran mayoría de las personas la mejor edad en la vida, es la edad infantil, es por eso que la literatura infantil se ha enmarcado dentro de una de las más importantes dentro de los textos didácticos. Hay una serie de textos educativos dentro de la venta de libros infantiles que son ideales para las lecturas para niños, pues no sólo pretenden dar buenos ejemplos de convivencia, sino enseñar la importancia del respeto hacia otros seres humanos.


3- Narrar cuentos orales es una manera de interactuar con niñ@s. En este sentido, ¿Cuál es su experiencia?

Siempre es una experiencia agradable y enriquecedora, siempre podemos aprender algo nuevo de los niños. Aprendo las diversas miradas que un cuento tiene para ellos y sus preguntas me provocan ternura y alegría. Una forma de enseñarles cosas a los niños, es a través de los cuentos para niños. Cuando uno es niño, necesita que le cuenten las cosas de una manera entretenida, didáctica, dinámica. El niño no pone atención a la explicación formal sobre una cosa, el niño necesita de algo diferente y los cuentos para niños son una herramienta importantísima y muy buena, para captar la atención de ellos. Me han invitado a realizar cuentacuentos en muchas escuelas de la región, en eventos culturales que involucra a los niños, en talleres de literatura, en bibliotecas barriales, en juntas de vecinos, en fin, cuando se corre la voz de mi trabajo es seguro que me llaman para sus eventos. Hay cuentos para niños, que son conocidos de manera mundial, como lo son, por ejemplo La Caperucita Roja y los Tres Chanchitos, y hay miles de más que podría seguir nombrando, pero que sin embargo, no vienen al caso. Ahora bien, a parte de todos estos cuentos para niños, conocidos de manera mundial y contados por todos los padres a sus hijos, también hay miles y miles de cuentos para niños que no son nada de conocidos pero que son realmente buenos.


4- ¿Se necesita ser actor, es decir, utilizar disfraces, muñecos, sonido, luces, elementos visuales, asimismo manejar los efectos de expresividad como el tono, acento, vibración, volumen de la voz, movimientos corporales, entre otros, para hacer florecer el cuento oral, o el cuentacuentos debe pasar desapercibido, es decir, no debe interpretar a los personajes sino ser el protagonista junto a los diferentes personajes?

Cuando realizo Cuentacuentos, no utilizo disfraces, sólo me limito a contarles el cuento haciendo énfasis en la entonación, el tono y los gestos son relevantes y doy mucha atención a la reacción de los niños. Surgen preguntas al mismo tiempo que relato y trato de responder con afecto la inocencia de sus interrogaciones, en lenguaje simple, claro, sin grandes adornos, a cara descubierta y mirándolos a los ojos. Creo que definitivamente no se requiere ser actor para hacer cuentacuentos.
.
.
5- Los personajes viajan hasta los oídos de los niños y las niñas, y desde allí, con fantásticos poderes, recorren mundos fabulosos en sus mentes. Las historias revolotean por todas partes, las palabras suenan y resuenan, juegan. ¿Cuál es su método particular, ya experimentado, sabiendo que en este escenario usted es cuentacuentos, para hacer volar la imaginación de los infantes?

El único método que funciona con los niños es la honestidad y la empatía que se produzca. Es decir, en ese momento soy uno más de ellos, y también les dejo interrogantes que los arrastra a participar.


6- Enseñar jugando, a través de fábulas, adivinanzas, leyendas, cuentos, en fin, el cuentacuentos es un narrador oral, ¿qué información tiene usted de los cuentacuentistas en Chile, de los que van a Festivales Internacionales de Cuentacuentos?, ¿y es una profesión que se pueda aprender en talleres de narración oral, y exportar como exponentes de Chile, o ninguna de las anteriores?

Pienso que es una vocación, que si bien se puede enseñar si no viene de los genes es imposible ser un cuentacuentos con éxito. El público infantil no es público fácil, no se puede engañar.
.
.
7- Se dice que Carlos Genovese, actor, dramaturgo, narrador oral o cuentacuentos y docente, ex integrante del grupo de teatro ICTUS de Santiago, (1980-1994), autor de 20 obras de teatro estrenadas, 4 obras infantiles, que reside en Valparaíso desde 1995, es pionero de la Narración Oral en Chile, fundador del primer grupo de cuentacuentos de Santiago de Chile, en 1993. ¿Participa usted de esta adjudicación –que obviamente se la habrán otorgado sus pares/compañeros/colegas-, o también comparte esta fundación con Jorge Díaz? ¿O usted tiene otros nombres que presentarnos?

Entiendo que es un actor que se ha dedicado a trabajar en el relato oral. Él presenta sus relatos en diversas partes del mundo y cobra por ello. Lo que yo realizo es una vocación que practico por amor, sin fines de lucro. Al menos en esta región que yo sepa no pagan.
Existen otros grupos: educadores de párvulos, algunos escritores de la capital que utilizan el cuentacuentos como una estrategia que fomente la lectura y la escritura en las bibliotecas. Han encontrado un nicho de trabajo allí, en especial en Santiago. Existen también otras escritoras chilenas creadoras de cuentos infantiles como: María Luisa Silva, Bernardita Muñoz, Valerie Moir, escritores como: Víctor Carvajal, Manuel Peña Muñoz, Héctor Hidalgo, pero no sé si todos ellos realizan Cuentacuentos.
.
.
8- Y, por último, no quiero dejar pasar la oportunidad de preguntarle por la experiencia, la mundología que le ha dejado escribir para La Ronda de los Sapos en el Diario El Sur de Concepción hasta hace pocos años. ¿Y porqué hoy día, según su noticia, su saber, su intuición ya no se edita el Suplemento La Gaceta del Sur? ¿Tiene algo que ver internet en esto, o el cambio de directorio?

“La Ronda de los Sapos”, sin duda, fue una experiencia magnífica. Francamente, estimo que es una pésima decisión del equipo rector del diario y que no tiene relación alguna con la profusión de páginas virtuales, es un espacio que ha quedado vacío, los niños aún preguntan por La Ronda de los Sapos, los que me conocen siguen entregándome sus dibujos y cartas para que las lleve al diario, es una especie de fantasma que todavía me persigue.
.

Biografía

SADY HERNÁN OGALDE CÁRCAMO, nace el 17 de junio de 1948 en Talcahuano, Chile. Es Asesor-Colaborador del Diario Electrónico La Gaceta del BíoBío; Coordinador del Colegio Regional de Periodistas; Conductor del Programa Cultural y de Entrevistas de Radio Oceanía de Talcahuano; Diseñador Artístico de la Librería Paulinas de Chile; Organizador y Ejecutor de actividades de Cuentacuentos en Colegios y Escuelas de la Región del BíoBío. Ha participado en Encuentros de Escritores “Biblioteca Móvil de Talcahuano”, en Eventos Culturales de la Fundación “Un Techo Para Chile”, en Talleres de Literatura Infantil. Es Miembro Activo del Colegio de Periodistas de Chile. Ha escrito para el Suplemento “La Ronda de los Sapos” de la Gaceta del Diario El Sur de Concepción.

Publicaciones

1998, Obras de Teatro de Navidad, Ediciones Paulinas, Chile
2003, Cuentos Infantiles Regionales, Fundación Álvarez Castillo, Chile

Premios

2005, Primer Lugar 26º Concurso Artístico Laboral, Ilustre Municipalidad de Talcahuano
2005, Premio Cuarto Concurso Nacional “Mi vida y mi trabajo”, Ministerio del Trabajo
2007, Premio Reconocimiento del Colegio de Periodistas




.
.
LA PROTESTA DE LOS PECES
.
Aprovechando que en el país se celebraba el mes del mar, los peces y animales del océano decidieron protestar porque cada día los hombres y las ciudades contaminaban más y más el mar.

Se organizaron en el fondo marino y nombraron a los más valientes, poderosos y resistentes para salir a reclamar por esta injusticia.

Una columna de ellos, más bien un cardumen de ellos, salió a la superficie desde un muelle del Puerto de Talcahuano con unas botellas de agua salada al lomo para respirar, (esto se lo habían copiado a los hombres ranas y sus botellas de oxígeno).

Una vez en la superficie, el tiburón, que encabezaba el cardumen, dijo un pequeño discurso para ponerse de acuerdo en lo que iban a hacer:
-¡Amigos! Iremos a la Intendencia para hablar con las autoridades, pero antes pasaremos a la escuela de la Caleta La Gloria a buscar a los niños y niñas para que nos acompañen.

Cuando llegaron a la escuela, los niños y niñas estaban muy entusiasmados de acompañar a sus amigos del mar y el Director les dijo:

-Que cada pez y animal marino haga pareja con algún chico -.
-Yo voy con el Lucho Medel- dijo el Jurel.
-Y yo con la Carmen Guerra- dijo la Sierra.
-Yo haré pareja con Susana Espina- dijo la Corvina.
-Voy con la María Elena- dijo la Ballena.
-¡EA!, que yo los sigo con Pepe Roca- dijo la Foca.

Y partió la fila de niños y niñas junto a los peces y animales marinos protestando por las calles del puerto, con pancartas y afiches, rumbo al centro de la ciudad para que alguna autoridad los escuchara y los ayudara. Ya en el camino se formaron otras parejas. Mario Marín iba conversando con el Delfín, Enrique Luza cantaba con la Merluza y Juana Mellado, que comía pan con margarina, iba acompañada por la Sardina, Margarita Coronado caminaba más atrás con el Lenguado, en primera fila gritando a todo pulmón, marchaban Iván Nova y su amiga la Cojinova.

Así gritando y cantando llegaron donde las autoridades.

-Señor Secretario- le dijeron- venimos a hablar con el Intendente -
-¡Ah! cuánto lo siento porque no está, anda inaugurando una cancha de fútbol en otra ciudad- contestó el Secretario.
-Está bien, muchas gracias- le contestaron los manifestantes y se fueron donde el Alcalde.
-Señor Secretario Municipal queremos hablar con el Alcalde, porque el mar está muy contaminado y siguen echando basura todos los días – dijeron a coro.-
-Lo siento mucho- dijo el Secretario Municipal- el Alcalde anda dando un puntapié inicial a un campeonato de fútbol.

Y así la manifestación de especies marinas y niños se fueron a hablar con el Gobernador Marítimo.

Cuando llegaron a la Gobernación Marítima, el pez espada que iba con Lily Estrada, le habló al Capitán.
-Señor Capitán, el mar está muy contaminado y lleno de basura química y de todo tipo que ya no podemos vivir-
-Pues yo lo lamento mucho-les dijo el Capitán- pero tienen que ir a reclamar a las industrias que echan basura al agua, además ellas no son las únicas que contaminan porque también lo hacen las casas, los edificios, los barcos y las ciudades.

Los pequeños y los seres del océano, ya cansados y casi sin agua de mar para respirar, le agradecieron al Capitán por escucharlos y se fueron por las calles cantando y gritando para llamar la atención de todas las gentes. Pasaron por las plazas y las industrias pero en todas partes les decían que no podían atenderlos porque estaban muy ocupados.

Al final los habitantes de los mares volvieron a sus corrientes marinas, su plantón y sus rocas y los niños a su Escuela, tristes y cansados porque no habían conseguido que los escucharan y les ayudaran a encontrar una solución.

El mar recibió a sus criaturas con cariño pero enojado porque nadie quiso escuchar a sus hijos y aún continúa su enfado, sobre todo en invierno donde más agita sus aguas con grandes olas que obliga a los barcos a fondearse en los puertos. Otras veces azota con fuerza a las caletas y muelles y hasta amenaza con maremotos a las ciudades.

5 comentarios:

  1. Compadra Ro, muchas felicitaciones por la entrevista a Sady, él es bastante lejano a la web, de hecho no sabe manejarse en internet y además es más bien reservado. Era una entrevista imprescindible a uno de los escritores olvidados de los cerros de nuestro querido puerto. Te doy las gracias, el trabajo con niños es demasiado relevante para no considerar a uno de los grandes exponentes de literatura infantil en nuestra región. Conozco el trabajo de Sady y tiene una colección de cuentos de alta factura, es un trabajo que realiza desde hace años que debería ser valorado ya en el puerto y este reconocimiento, que viene de tu mano, de seguro alegrará su alma llena de ternura y amor por los niños y niñas.
    Hermoso video...
    Te abraza con amor en la Palabra
    ingrid

    ResponderEliminar
  2. Compadra Ingrid, agradezco a Sady, que por tu intermedio y el de Cris, haya accedido a esta entrevista. Como bien sabes no lo conozco personalmente, sin embargo no me es/era desconocido. La Ronda de los Sapos fue un espacio que disfruté de niña, asimismo mi hijo. Es una lástima que hoy día se prive a otros niñ@s, a otras generaciones de infantes a su lectura, su entretención, su aprendizaje, a colaborar activamente en el arte del cuento, la poesía y el dibujo.

    Le dejo un abrazo cordial a Sady.
    Bendiciones, Rocío

    ResponderEliminar
  3. Querida Rocío, te agradezco en el alma el espacio virtual que le entregaste al escritor y periodista Sady Ogalde, conociéndole como yo lo conozco, ha sido una especial oportunidad que concediera la entrevista, no porque sea un divo de las letras si no por su natural tendencia a ser un ermitaño de poco contacto y publicidad, la que se esmera mucho en evitar, él es una persona dedicada a su interioridad, a la reflexión y a su mundo literario, es difícil sacarlo de su ostracismo, razón demás para agradecer infinitamente lo que tú has logrado, él en sus cuentos infantiles muestra su alma y la delicadeza de su creatividad.

    te saluda afectuosamente
    Mariacris

    ResponderEliminar
  4. Mariacris, agradecida soy yo de vuestra gestión, junto a Ingrid, por haber hecho posible el acercamiento con Sady y por hacer posible la difusión de las letras regionales, el trabajo silencioso de Sady. Espero que él haya quedado conforme, sabiendo que estoy invadiendo el espacio del periodismo, que es su espacio...

    Maracris, también espero contar contigo con un temita que me apasiona, el sarcasmo, la ironía en literatura.

    abrazos, Rocío

    ResponderEliminar